La 2ª adolescencia.

Es un momento de la vida en el que nos replanteamos nuestras metas. Nos vemos en la necesidad de preguntarnos de nuevo qué queremos hacer con nuestra vida, entrando así en una fase de transición y de gran crecimiento personal… Nos cuestionamos si hemos conseguido lo que habíamos planeado, si queremos rescatar algún sueño o afición que dejamos olvidada…

De acuerdo con las probabilidades de vida, todavía nos quedan unos 40 años más de vida por delante. No es el inicio del fin sino la cúspide, la plenitud.

La lozanía no es la misma, pero hay carácter en las facciones. Está demostrado que un rostro atractivo es aquel que manifiesta alegría, que tiene los ojos brillantes, una gran sonrisa y una actitud de seguridad.

En esta época hay una mayor tendencia a enamorarse, ya sea de una persona, de un proyecto, de una afición, etc. Este enamoramiento es una fuerza para cambiar y replantearse la vida, una proyección de aquello que yo estoy buscando. En algunos casos, sentimos nuestra autoestima deteriorada y buscamos la mirada fresca de otro para rescatarla. En unas ocasiones, la relación se ve fortalecida y, en otras, termina porque ya no tenía elementos para continuar…

 Deborah Legorreta

Señora de las cuatro décadas
Y pisadas de fuego al andar
Su figura ya no es la de los quince
Pero el tiempo no sabe marchitar
Ese toque sensual
Y esa fuerza volcánica de su mirar.
Señora de las cuatro décadas
Permítame descubrir
Que hay detrás de esos hilos de plata
Y esa grasa abdominal
Que los aeróbicos no saben quitar.
Señora, no le quite años a su vida
Póngale vida a los años que es mejor.
Señora, no le quite años a su vida
Póngale vida a los años que es mejor
Porque notelo usted
Al hacer el amor
Siente las mismas cosquillas
Que sintió hace mucho mas de veinte.
Notelo as¡ de repente
Es usted amalgama perfecta
Entre experiencia y juventud.
Señora de las cuatro décadas
Usted no necesita enseñar
Su figura detrás de un escote
Su talento est en manejar
Con mas cuidado el arte de amar.
Señora de las cuatro décadas
No insista en regresar a los 30
Con sus 40 y tantos encima
Deja huellas por donde camina
Que la hacen dueña de cualquier lugar.
Como sueño con usted señora…imagínese,
Que no hablo de otra cosa que no sea de usted
Que es lo que tengo que hacer señora
Para ver si se enamora
De este 10 años menor…

Anuncios