Tag Archive: dar


El arte del no apego

(extraído del libro “Los sietes mitos del verdadero amor” de Mike George)

Las 7 estrategias del desapego:

  1. En tu manera de relacionarte, pasa de poseedor a administrador. Nada te pertenece realmente. Eres depositario de cualquier cosa que llegue a tu vida, hasta que llegue el momento en que le toque a otro tenerla en su vida. Nada es mío.
  2. Suelta. Utiliza esta estrategia cuando te aferres a una opinión o punto de vista específico.
  3. Practica el dar. Hasta que puedas ver completamente que dar (a otros) es recibir (de tu yo).
  4. Ensaya mentalmente distintos resultados. Tómate unos minutos para visualizar cambios futuros, como una preparación para aceptar esos cambios cuando en efecto lleguen. Vete a ti mismo haciendo aquello que antes habías pensado que no podías.
  5. No te identifiques con la situación o el resultado. No hacer que tu felicidad dependa de algo fuera de tu yo, es especial del resultado de tus acciones o de las acciones de otros. Está satisfecho, cualquiera que sea el resultado. Esto no significa que las cosas no puedan mejorarse, sólo significa que el viaje es tan importante como el destino. Haz las cosas bien y notarás así que tu felicidad surge naturalmente.
  6. Imagina que otra persona lidia con la situación ¿cómo lo haría? Tómate un momento para imaginar cómo alguien, cuya sabiduría respetes, manejaría la situación.
  7. Observa la situación con los ojos del otro. Preguntar, escuchar, ese es el secreto para comprender el punto de vista del otro. Utiliza esta estrategia hasta que seas completamente consciente de que no puedes controlar a los demás, hasta que seas capaz de liberar totalmente a tu yo del querer algo de alguien.

Sólo cuando seas un maestro del desapego -o no apego- serás capaz de liberarte de tus reacciones emocionales, ya que todas las emociones tienen su raíz en el apego, y por tanto, en el ego.

Voy a vivir!!!

Soy sólo una pieza de esta sociedad,

cumplo con normas que el instinto me hace cuestionar,

y luego miro a los demás y empiezo a ver la luz brillar.

Quiero cambiar, es hora ya de despertar.

 

Quiero vivir, quiero sentir.

Saborear cada segundo,

compartirlo y ser feliz.

Hay tantas cosas que aprender,

tanto nuevo por llegar.

La vida siempre suma y sigue,

lo que tienes es lo que das.

 

Créeme, voy a vivir, cada segundo,

mientras pueda estar aquí.

Ya comprendí que mi destino, es elegir,

no tengo miedo, he decidido ser feliz. uooh

 

Voy a vivir,

mientras me quede un poco de aire,

no voy a abandonar.

Tengo tanto que ganar,

tengo ganas de crecer…

Voy a vivir, voy a vivir…

 

Asumí que renunciar, no es más que escoger,

equivocarme es una buena forma de aprender.

Que si sigo al corazón no tengo nada que perder,

y a cada paso, surge otra oportunidad.

Y ahora ya ves, no soy quien fui,

aquella triste y temerosa persona de ayer,

he renacido para todo, tengo ganas de vivir,

ahora guardo mi energía para aquel que crea en mí.

 

No perderé ni un día más en lamentarme,

o en sentarme a descansar,

y cada paso, me permitirá avanzar,

hacia el futuro, con confianza y libertad…

 

Voy a vivir…

 

Créeme, voy a vivir.

Saborear cada segundo,

compartirlo y ser feliz.

Hay tantas cosas que aprender,

tanto nuevo por llegar,

lo que recibes, es lo que das…

El arte de amar

 

LA FUERZA DE AMAR

Cambié para mejor a fuerza de amar
Llené mi corazón de lunas y estrellas
Y aprendí a mover las montañas
v Casi-casi sin querer, tiré las barreras
Para mi ya no quedan fronteras
Es difícil de creer…
Pero fácil de vivir
Si tú te enamoras

Yo soy lo que yo soy a fuerza de amar
Y puedo detener la Luna en un beso
Y cambiar el sentido del viento
Casi-casi sin querer, soy dueño del tiempo
El secreto es que te quiero de veras
Y la fuerza del amor
Me hace un Hombre Superior
Mejor del que era


A fuerza de amar…

La vida empieza a cambiar
La gente no puede entender
Que sea tan fácil volar…

El amor es un Arte
A fuerza de amarte

(extraído del libro "Martes con mi viejo profesor", de Mitch Albom)
 
Enseñanzas que el catedrático Morris Schwartz, con una enfermedad degenerativa en fase casi terminal, transmite a su antiguo alumno/amigo universitario en su última asignatura: "El sentido de la vida":
 
  • Lo mas importante de la vida es aprender a dar amor y a dejarlo entrar. El amor es el único acto racional
  • Me permito un buen llanto si lo necesito. Es toda la autocompasión que me concedo. Después me concentro en todas las cosas buenas que me quedan en la vida.
  • A veces no eres capaz de creerte lo que ves, tienes que creer lo que sientes. Y si quieres que los demás lleguen a confiar en ti, también tú debes sentir que puedes confiar en ellos, aunque estés a oscuras Aunque te estés cayendo.
  • Estamos muy absortos en asuntos egocéntricos, en nuestra carrera profesional, en la familia, en tener dinero… estamos muy ocupados en billones de actos pequeños que sólo sirven para salir adelante De modo que no adquirimos la costumbre de contemplar nuestras vidas desde fuera y decirnos: ¿esto es todo? ¿es esto todo lo que quiero? ¿me falta algo?. Necesitas que alguien te empuje en ese sentido. Todos necesitamos maestros en nuestras vidas.
  • No trabajaré nunca explotando a otra persona y no consentiré nunca ganar dinero a costa del sudor de otros.
  • Todo el mundo sabe que se va a morir pero nadie se lo cree. Si nos lo creyéramos haríamos las cosas de otra manera. Es mejor saber que te vas a morir y estar preparado en cualquier momento. Así, puedes llegar a estar verdaderamente más comprometido en tu vida mientras vives. Haz lo que hacen los budistas. Haz que todos los días se pose en el hombro un pajarito que te pregunta:"¿Es éste el día? ¿Estoy preparado? ¿Estoy haciendo todo lo que tengo que hacer? ¿Estoy siendo la persona que quiero ser?".
  • Cuando aprendes a morir, aprendes a vivir. Te quitas de encima todas esas tonterías y te centras en lo esencial. Cuando te das cuenta de que te vas a morir, lo ves todo de manera muy diferente. Las cosas a las que dedicas tanto tiempo, todo ese trabajo que haces, podrían parecerte menos importantes. Podrías tener que hacer sitio a cosas más espirituales.
  • Si no tienes el apoyo, el amor, el cariño y la dedicación que te ofrece una familia, no tienes gran cosa. Amaos los unos a los otros o pereceréis. La familia no es sólo amor, es también seguridad espiritual, te hace saber que hay alguien velando por ti. Nada en el mundo te dará eso. Ni el dinero, Ni la fama. Ni el trabajo.
  • Si quieres tener la experiencia de ser completamente responsable de otro ser humano y de aprender a mar y a estrechar lazos de la manera más profunda, entonces debes tener hijos.
  • Tienes que aprender a desligarte. El desapego no significa que no dejes que la vivencia penetre en ti. Al contrario, dejas que penetre en ti plenamente. Así es como eres capaz de dejarla.
  • El envejecimiento no es sólo decadencia. Es crecimiento. Es algo más que el factor negativo de que te vas a morir, también es el factor positivo de que entiendes que te vas a morir, y de que vives por ello una vida mejor. Tienes que encontrar lo que hay de bueno, de verdadero y de hermoso en tu vida tal como es ahora. Si miras atrás, te vuelves competitivo. Y la edad no es una cuestión de competitividad.
  • El dinero no sirve de sucedáneo de la ternura, y el poder tampoco. Ni el dinero ni el poder te darán el sentimiento que buscas, por mucho que tengas de las dos cosas.
  • Lo que aporta satisfacción de verdad es ofrecer a los demás lo que puedes dar. No el dinero, sino tu tiempo, tu interés, tu capacidad para contar cuentos… Así es como empiezas a recibir respeto, ofreciendo algo que tienes. Dedícate a amar a los demás, dedícate a la comunidad que te rodea y dedícate a crear algo que te aporte un norte y un sentido. Haz la cosas que te salen del corazón. Cuando las hagas, no estarás insatisfecho, no tendrás envidia, no desearás las cosas de otra persona. Por el contrario, lo que recibirás a cambio te abrumará.
  • Cuando estés con alguien mírale directamente a los ojos y escúchale como si fuese la única persona en el mundo. Estate plenamente presente.
  • El matrimonio te pone a prueba. Descubres quién eres, quién es la otra persona,  de qué manera te adaptas o no te adaptas. Si no respetáis a la otra persona, vais a tener muchos problemas. Si no sabéis transigir, vais a tener muchos problemas. Si no sabéis hablar abiertamente de lo que pasa entre vosotros, váis a tener muchos problemas. Y si no tenéis un catálogo común de valores en la vida, vais a tener muchos problemas. Vuestros valores deber ser semejantes. Y el mayor de esos valores es vuestra fe en la importancia de vuestro matrimonio.
  • El cómo piensas, el qué valoras, debes elegirlo tú mismo. No puedes dejar que nadie, ni que ninguna sociedad lo determine por ti.
  • Antes de morir, perdónate a ti mismo, después perdona a los demás. No tiene sentido guardarse la venganza ni la terquedad, ni el orgullo ni la vanidad. No te puedes quedar atascado en el arrepentimiento por lo que debería haber pasado.
  • Mientras podamos amarnos los unos a los otros y recordar el sentimiento de amor que hemos tenido, podemos morirnos sin marcharnos del todo nunca. Todo el amor que has creado sigue allí. Todos los recuerdos siguen allí. Sigues viviendo en los corazones que has conmovido y que has nutrido mientras estabas aquí. Al morir se pone fin a una vida, no a una relación personal.
  • En los negocios, las personas negocian para ganar, negocian para obtener lo que quieren. El amor es diferente. El amor es cuando te preocupas tanto por la situación de otra persona como por la tuya propia.

 

El amor de tu vida

El amor de tu vida

Hay una frase que me dijo un día mi papá,”Nunca te cases enamorado”, aún cuando me sonó un poco extraña tal frase, la he tenido siempre en mente, tratando de analizar y llegando muchas veces a creer que comprendo lo que trató de decirme.

Con el paso del tiempo, he aprendido a sacarle jugo a tal frase, y lo primero que aprendí fue que muchas veces hay que pensar más con la cabeza que con el corazón. Este correo, confirma en mucho lo que pienso y me hace ver que lo que un día me dijo mi padre, no es tan erróneo.

Chequeenlo y verán… no dejes ir a el amor de tu vida…

Un experto en relaciones nos expone las 5 reglas de oro para evaluar exitosamente a nuestros prospectos de vida. Cuando se trata de tomar la decisión sobre escoger a tu compañero (a) de vida nadie quiere cometer un error. Sin embargo, con un promedio del 50% en fracasos matrimoniales, parece que muchos son los que están cometiendo grandes errores en su búsqueda por el amor de su vida.

Si preguntas a la mayoría de las parejas comprometidas en matrimonio ¿por qué se quieren casar? La mayoría contesta: “estamos enamorados ”

Yo creo que este es el error número 1 cuando la gente está saliendo. El escoger a la pareja adecuada no debe basarse solamente en amor. Aunque esto suene políticamente incorrecto, existe una gran verdad en ello. El amor, por si sólo, no es la base para contraer matrimonio. Al contrario, el amor es el resultado de un buen matrimonio. Cuando los otros ingredientes son los adecuados entonces vendrá el amor.

Permítanme decirlo una vez mas: No se puede crear una relación que dure de por vida solamente por amor. Se necesita mucho más. De aquí 5 preguntas que se deberían preguntar a sí mismos si en realidad deseas encontrar y mantener a tu compañero de vida.

PREGUNTA 1: ¿Compartimos un propósito común en la vida?
¿Por qué es esto importante? Lo pondré de esta manera: Si vas a estar casada(o) por 20 o 30 años, eso es mucho tiempo para vivir con alguien. ¿Qué piensan hacer juntos todo ese tiempo? ¿Viajar, comer, hacer, deportes, ir de compras, caminar, oír música, hacer el amor? Se necesita compartir algo más íntimo y con más significado. Se necesita un propósito común de vida. Dos cosas pueden suceder en un matrimonio, pueden crecer juntos por el mismo camino, o pueden crecer por caminos separados. El 50% de las parejas están creciendo por caminos separados. Para hacer funcionar un matrimonio necesitas saber que es lo que quieres de la vida y casarte con alguien que quiera lo mismo.

 

PREGUNTA 2: ¿Me siento a gusto y tranquilo al expresar y compartir mis sentimientos con esta persona?
Ésta pregunta va al fondo de la calidad de su relación. Sintiéndose a gusto significa que te puedes comunicar abiertamente con esa persona. La base para tener buena comunicación es la confianza, es decir, que no sienta que seré” castigado ” ó” lastimado ” por expresar mis pensamientos y sentimientos. Un colega define a la persona abusiva como alguien con quien sientes miedo de expresar tus sentimientos y pensamientos. Sé honesto contigo mismo al contestar esta pregunta. Asegúrate de sentirte emocionalmente seguro con la persona con quien deseas contraer matrimonio.

Cuando una persona las trate como nunca los han tratado no lo piensen más, por que esa persona es quien daría su vida y haría hasta lo imposible por su bienestar esa persona no la dejen ir, esa persona es quien generalmente vale la pena.

 

PREGUNTA 3: ¿Es un mensch?
Un mensch es una persona que es refinada y sensitiva. ¿Cómo lo puedes probar? He aquí unas sugerencias:
¿Es una persona que procura regularmente su crecimiento personal? ¿Realmente toma en serio su mejoramiento personal? Un maestro define como una buena persona aquella que siempre está buscando la manera de mejorar y de hacer lo correcto. Así que observa a tu pareja y date cuenta que hace con su tiempo. ¿Es una persona materialista? Normalmente una persona materialista no tiene como objetivo principal su mejoramiento personal. Existen esencialmente dos tipos de personas en el mundo:
1. Personas que se dedican a su crecimiento personal y…
2. Gente dedicada a buscar el confort. Alguien cuyo objetivo en la vida es estar cómodo, esta persona pondrá su comodidad antes que hacer lo correcto.

 

PREGUNTA 4: ¿Cómo trata al resto de la gente?
La cosa más importante que hace funcionar a un matrimonio es la habilidad de dar. Por dar, entendemos la habilidad para dar a la otra persona placer, bienestar. Pregúntate si esta persona con la que estás, ¿disfruta al dar placer ó bienestar a los demás? O ¿siempre está absorto(a) en sí mismo? Para medir esto piensa en lo siguiente: ¿Cómo trata a otras personas con quien no tiene que ser amable, tales como los meseros, taxistas, etc.? ¿Demuestra gratitud y aprecio? ¿Muestra respeto? Si no tiene gratitud por la gente que le sirve en todo, tú no puedes esperar que muestre gratitud por ti que no puedes servirle más que los demás.

 

PREGUNTA 5: ¿Acaso hay algo que deseo cambiar de esta persona una vez que estemos casados?
Muchas personas cometen el error de casarse con la intención de luego cambiar o mejorar a su pareja ya casados. Pongámoslo de esta manera: Probablemente puedes esperar que una persona cambie, sí, pero para lo peor! Si no puedes aceptar completamente a esta persona tal y como es hoy, entonces no estás listo para casarte. En conclusión, el salir con alguien no debe ser difícil ni engañoso. La clave es tratar de sobre llevar todo un poco mas con tu cabeza y un poco menos con tu corazón.

Vale la pena mantener la objetividad cuando te encuentres en una relación, siempre haz las preguntas que te ayudarán a darte cuenta de sus intenciones.
Enamorarse es un gran sentimiento, pero cuando se despierta con un anillo al dedo, no querrás darte cuenta que estás en problemas sólo porque no hiciste lo correcto. Y el día que te sientas unido a alguien y que esa persona te haga pensar en verdad en un matrimonio y te des cuenta que sus cosas” malas ” tú las puedes sobrellevar, no dudes en casarte porque se dice que el verdadero amor te llega sólo una vez en la vida, los demás son cariños, que aunque a veces, son las personas con las que pasamos el resto de nuestras vidas, nunca llegamos a sentir esa luz que nos hace sentir solo una persona en nuestra vida, a la que nos atrevemos a llamar el… AMOR DE NUESTRA VIDA

 

Edgar Martínez