Tag Archive: riesgo


(Revista Namate, mayo 2011)

  1. Ten en cuenta que tanto los grandes amores como los grandes logros implican grandes riesgos
  2. Cuando pierdas, no te pierdas la lección
  3. Sigue las tres Rs:
    • Respeto por ti mismo
    • Respeto por los demás
    • Responsabilidad por todas tus acciones
  4. Recuerda que no conseguir lo que quieres es a veces un gran golpe de suerte
  5. Aprende las normas para saber cómo romperlas debidamente
  6. No dejes que una pequeña disputa rompa una gran amistad
  7. Cuando te des cuenta de que has cometido un error, da los pasos necesarios para corregirlo de forma inmediata
  8. Pasa tiempo a solas cada día
  9. Abre los brazos al cambio, pero no sueltes tus valores
  10. Recuerda que el silencio es a veces la mejor respuesta
  11. Vive una vida buena y honrada. Cuando te hagas mayor y eches la vista atrás, podrás disfrutarla por segunda vez
  12. Un ambiente amoroso en tu hogar es la base para tu vida
  13. En desacuerdos con tus seres queridos, aborda sólo la situación actual. No remuevas el pasado.
  14. Comparte tus conocimientos. Es una forma de alcanzar la inmortalidad
  15. Sé amable con la tierra
  16. Una vez al año, visita algún lugar en el que nunca estuviste
  17. Recuerda que la mejor relación es aquella en la que el amor por el otro supera a la necesidad del otro.
  18. Mide tu éxito en base a lo que tuviste que renunciar para conseguirlo
Anuncios
 
EL MIEDO Y LA LIBERTAD

En una tierra en guerra, había un rey que causaba espanto: a sus prisioneros, no los mataba… los llevaba a una sala donde había un grupo de arqueros en un lado y en otro una inmensa puerta de hierro, sobre la cual se veían grabados figuras de cadáveres cubiertos de sangre.
En esta sala les hacía formar un círculo y les decía a cada uno que eligieran, entre morir a flechazos por sus arqueros o pasar por esa puerta…
Detrás de esa puerta yo os estaré esperando

Todos elegían ser muertos por los arqueros… pero un día al terminar la guerra, un soldado que durante mucho tiempo había servido al rey se dirigía a él para preguntarle:
Señor ¿puedo hacerle una pregunta?
Dime, soldado.
Señor ¿Qué se esconde detrás de la puerta? El rey contestó… Ve y mira tu mismo!!!

El soldado, abrió temerosamente la puerta y a medida que lo hacía ,los rayos de sol entraban y la luz invadió el ambiente, donde finalmente descubrió que…
La puerta se abría sobre un camino que conducía hacia la LIBERTAD
El soldado, embelesado, miró a su rey y éste le dijo.
Yo les daba la oportunidad de ELEGIR, pero todos preferían morir a arriesgar a abrir esta puerta!!

“¿Cuántos puertas dejamos de abrir por el miedo a arriesgar?, ¿cuantas veces perdemos la libertad y morimos por dentro, solamente por sentir miedo de abrir la puerta de nuestros sueños?”

__________________
 
EL VUELO DEL HALCÓN
Un rey recibió como obsequio, dos pequeños halcones, y los entregó al maestro de cetrería, para que los entrenara. Pasados unos meses, el maestro le informó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente, pero que al otro no sabía qué le sucedía: no se había movido de la rama donde lo dejó desde el día que llegó. El rey mandó llamar a curanderos y sanadores para que vieran al halcón, pero nadie pudo hacer volar el ave. Encargó, entonces, la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió. Al día siguiente, por la ventana, el monarca pudo observar, que el ave aún continuaba inmóvil. Entonces, decidió comunicar a su pueblo que ofrecería una recompensa a la persona que hiciera volar al halcón.
A la mañana siguiente, vio al halcón volando ágilmente por los jardines. El rey le dijo a su corte, "Traedme al autor de ese milagro". Su corte rápidamente le presentó a un campesino. El rey le preguntó:
– ¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste? ¿Eres mago?
Intimidado el campesino le dijo al rey: – Fue fácil mi rey. Sólo corté la rama, y el halcón voló. – Se dio cuenta que tenía alas y se largó a volar.
¿A que estás agarrado que te impide volar? ¿De qué no te puedes soltar?
Vivimos dentro de una zona de comodidad donde nos movemos, y creemos que eso es lo único que existe. Dentro de esa zona está todo lo que sabemos, y todo lo que creemos. Convivimos con nuestros valores, nuestros miedos y nuestras limitaciones. En esa zona reina nuestro pasado y nuestra historia. Todo lo conocido, cotidiano y fácil…
Tenemos sueños, queremos resultados, buscamos oportunidades, pero no siempre estamos dispuestos a correr riesgos. No siempre estamos dispuestos a transitar caminos difíciles. Deja de aferrarte a tu propia rama y corre el riesgo de volar más alto…

“Quedarse en lo conocido por miedo a lo desconocido, equivale a mantenerse con vida pero no vivir.”

 

Charla entre la razón y el corazón
 

¿Y si en realidad el tiempo no lo pudiese todo, si no fuese tan cierto que las cosas con el pasar de los días se van olvidando, o las heridas no se van cerrando, cuántas cosas cambiarían? Porque es muy fácil pensar que con solo dejar pasar los días, meses o años las cosas se solucionan, y lo peor es que uno se autoconvence, y se cree un superado, alguien que tuvo la suerte de superar un dolor y sobreponerse, y se vuelve a sentir fuerte…

Sin embargo, un buen día, quizá el menos pensado, todo el castillo que creías tan sólido comienza a temblar, porque te encuentras de nuevo cara a cara con el dolor, con ese sentimiento tan helado y tan dormido del que ya casi ni te acordabas, y que, muy a pesar de todo, sigue ahí, y comienza a despertarse con todas las fuerzas acumuladas por el tiempo en que estuvo inactivo y quiere salir, quiere gritar que está vivo y que va a dar pelea, por que la RAZÓN piensa:


"¡Otra vez no! ¿O acaso no te acuerdas el tiempo que te costó volver a ponerte en pie?, ¿O no te acuerdas de esas noche sin dormir, de esos desvelos y angustias, de tus días vacíos, de tus noches sin estrellas?. ¿Quieres realmente volver a vivir todo eso, o ahora que ya estás de pie no sería mejor que anduvieras por otros caminos?
Porque, sinceramente, amores no te faltan, tienes la capacidad de enamorar a quien quieras, y te vas a hacer problema por un hombre/una mujer que, en realidad, no sabes si te quiere, no sabes si te engaña?…


¡Piensa! ¡No te equivoques! Una vez creíste tocar el cielo con las manos y en un instante descendiste al mas profundo de los infiernos, ¿Crees que vale la pena?.
Haz lo que te digo, no existen los amores eternos, y seguramente, todo eso lo único que te va a hacer es ilusionarte y volverte a lastimar."

Y se hace un silencio eterno…


El CORAZÓN, aturdido por las palabras de la RAZÓN, se queda sin aliento, pero después de un rato de pensar, donde la RAZÓN ya creía tener ganada la partida, el CORAZÓN replica:


"No sé si tus palabras son del todo ciertas, pero sé que no son tampoco del todo equivocadas: no es lo mismo pensar que sentir, no es lo mismo razonar que hacer las cosas impulsivamente, porque los que piensan son aquellos que nunca se arriesgan, y pobre de aquél que no este dispuesto una vez en su vida a perderlo todo por la persona que ama, pobre de aquél que no esta dispuesto a olvidar, porque nunca será perdonado, pobre de aquél que es tan ciego y vacío, que no es capaz de dejar de lado todas las trivialidades de la vida por amor… Pobre de quien teniendo en frente el amor de su vida, no es capaz de quitarse la careta y sentir…


Porque el amor no sólo es alegría, no sólo es paz y ternura, el amor es también dolor y lágrimas, es angustia y desvelo, es muchas cosas, pero bueno…la verdad es que no se que pesa más, si la RAZÓN o el CORAZÓN.


Lo que si sé, es que si uno no siente, se transforma simplemente en una roca, una cosa que no es capaz de demostrar cariño y confianza, un cuerpo sin alma. Por eso creo que uno debe jugarse por lo que siente… le puede salir bien o mal, puede equivocarse o vivir el resto de su vida con la persona que ama… lo que sí es cierto es que jamás perdonaría a alguien que por rencor o desconsuelo no sea capaz de tomar a la persona que ama, y gritarle a todo el mundo que por ella daría la vida…


Y, por último, otra cosa que tengo bien clara, es que el que se enamora soy yo, y el amor se siente con el CORAZÓN, no con la CABEZA".

 

Se hizo el silencio… y, sin mediar palabra, el CORAZÓN, decidió tomar el camino correcto… y fue tras el Amor…

 

Gabriela Mistral

Vivir a corazón abierto
es para mí una intensa aventura…

Vivir a corazón abierto
es “atreverse a sentir”.
Es tomarse el riesgo de sentirlo todo,
es creer en el ser humano,
es despojarse de toda envidia,
es entregarse plenamente a la vida,
como si hubiera solo un día para amar.
Es ser tan fuerte y tan segura
que no cerrarás tu corazón
con ninguna clase de coraza…
aunque a simple vista
parecerás sensiblemente frágil,
es atreverse a ser vulnerable,
es ver mas allá de lo que se ve…
Es tener la sensibilidad a flor de piel,
para con ella poder descubrir
una linda mirada en el tumulto,
una lágrima oculta en el silencio.
Percibir el amor sereno de un padre,
la mirada tranquila de una madre,
la enorme soledad que encierra
la fría mirada de unos ojos
que no dicen nada.

El tiempo y la vida no esperan por nadie;
por eso no hay mejor momento
que éste para ser feliz;
porque la felicidad
no es una meta ni un destino…
“La felicidad es una manera de vivir”…
es vivir a corazón abierto.

Es maravilloso vivir así,
disfrutando cada momento,
con el corazón que se sale del pecho,
con la alegría que emana por los poros,
con el amor que se desborda por los ojos.

Vivir a corazón abierto, es vivir sin temor,
Vivir así es “vivir libre!!!”

He puesto alas a mi alma…
tengo grandes sueños
y las alas para perseguirlos;
y en el camino valorar y aprender
de todo ser humano que encuentro.
Disfruto cada momento que vivo,
aun los dolorosos,
porque sé que los problemas cotidianos
son la sal de la vida;
por eso atesoro cada momento.

Acaso vivir a corazón abierto
implica un riesgo??
Claro que sí!!!…
Pero correr ese riesgo
es una intensa aventura!

Sé que no puedo hacer que nadie me ame,
pero sí amarme yo, y así ser alguien
a quien se puede amar.

Sé que no debo esperar
a concluir cierto asunto
o a brincar cierto obstáculo,
para comenzar a vivir
lo mejor de mi vida y ser feliz;
porque la felicidad es
precisamente “este sendero”…
es recorrer este sendero
de mi vida hoy…
“A corazón abierto”,
recorrerlo me da la felicidad,
no me lo perdería por nada!!!

No cambio ningún sentimiento
de envidia o mala voluntad
que me han enviado,
si esto implica negarme la dicha
de conocer y recibir
todo lo bello que he recibido…
Tanta alegría…
Tanto amor…

Tantos seres que han pasado por mis días,
dejando una huella de amor
o de aprendizaje del dolor…
Son las personas tristes y heridas
las que me han dado la
oportunidad de comparar
y así valorar en su justa grandeza,
todo lo bello que he recibido…

Gracias a la vida por todo lo recibido!
Gracias por la libertad de elegir!

Y elegí vivir…”A Corazón Abierto”

Alicia Tejeda