EL MAR DE TUS CARICIAS (Sergio Dalma)
 
Derrotados en tantas batallas inútiles,
con las armas gastadas y el corazón
enterrado en el barro de tanta maldita palabra
que hiere y que mata, adicta al dolor.

Deshojando una flor que se lleva el otoño,
dividiendo la vida y el alma por dos,
no reparto el silencio, me quedo con todo,
quizas de este modo conserve la voz.

Y ahora solo somos dos desconocidos
enredándose en el hilo que sujeta los sentidos,
pero yo me quedo con el borde de tus labios,
quizás no haya un camino más azul,
me quedo con el roce de tus manos,
dime ¿Con qué te quedas tú?

Derrotados en tantas batallas estúpidas,
con las ganas vacías y el corazón

tan llenito de espinas que duele decirlo,
ay, que duele escribirlo en una canción.

Y ahora sólo somos dos desconocidos
enredándose en el hilo que sujeta los sentidos,
pero yo me quedo con el borde de tus labios,
quizás no haya un camino más azul,
me quedo con el roce de tus manos,
dime ¿Con qué te quedas tú?

Me quedo con el mar de tus caricias,
que nadie ma acaricia como tú,
me quedo con el sol de tu sonrisa,
dime ¿Con qué te quedas tú?
¿Con qué te quedas tú?

 
Anuncios